• A Rinconvenient Truth

La tierra y la coneccción con el océano: la cuenca debajo de tus pies merece atención y es ahora

[ Read this story in English ]


Recientemente, informamos sobre la belleza de nuestro patio trasero para exponerlo a los recursos naturales, específicamente a los arrecifes de coral, actualmente bajo protección en la Reserva Marina Tres Palmas. Pero el océano y la tierra están íntimamente conectados, especialmente en una isla. Por lo tanto, también es importante para nosotros entender cómo nuestras actividades terrestres afectan nuestros ecosistemas oceánicos.


Por ejemplo, el desarrollo costero puede dañar nuestros recursos naturales a través de la escorrentía de sedimentos. Esto ocurre cuando las fuertes lluvias arrastran la capa superior del suelo o la suciedad de los sitios de construcción. Este tipo de actividad se ha observado en Rincón, más recientemente en 2019, cuando las aguas anaranjadas llenas de tierra del desarrollo de la ladera en Ensenada formaron un río abajo en la marina y terminaron en el océano. Desafortunadamente, esta sedimentación hace más que enturbiar el lugar de natación. La sedimentación puede sofocar los arrecifes de coral, bloqueando su capacidad de comer y crecer, lo que eventualmente conduce a la muerte, y ciertamente es contraproducente para la protección del arrecife de coral en Tres Palmas. En consecuencia, también debemos analizar los recursos naturales debajo de nuestros pies, nuestras cuencas hidrográficas, junto con lo que está debajo de las olas. Entonces, ¿qué es una cuenca hidrográfica?



Una cuenca hidrográfica es esencialmente un área de tierra en la que toda el agua que fluye sobre ella, o debajo de ella, eventualmente drena al mismo lugar (como un río o bahía) antes de vaciarse en un cuerpo de agua más grande, como un océano. La costa noroeste se encuentra sobre dos cuencas principales, el Río Grande de Añasco y el Río Culebrinas (Aguada). Ninguno de los ríos de estas cuencas hidrográficas se origina directamente en Rincón, sin embargo, la cuenca del Río Grande de Añasco abarca el área terrestre del municipio y ambas cuencas pueden impactar directamente nuestros recursos costeros.




Mapa de las dos cuencas principales de la costa oeste, de nrcs.usda.gov

El Río Grande de Añasco vacía una de las cuencas hidrográficas más grandes de la isla en la Bahía de Mayagüez, que abarca más de 257 millas cuadradas. Esta cuenca hidrográfica se considera deteriorada por el Servicio de Conservación de Recursos Naturales, que forma parte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, debido a su exposición a productos químicos nocivos como pesticidas, fertilizantes y abonos de las tierras de pasto junto al río. Esos productos químicos nocivos se filtran a los suelos, o directamente a los ríos, e incluso pueden unirse al suministro de agua o llegar al océano. Eso significa que estamos sobrecargando nuestras fuentes de agua con bacterias (E. coli, de los sistemas de alcantarillado con fugas y desechos de animales), y el exceso de nutrientes como el fósforo y el nitrógeno de los fertilizantes. La cuenca del río Culebrinas está directamente al norte de Rincón, por lo que se puede observar la salida de este río en el océano cuando las corrientes se mueven hacia el sur desde Aguada.


También hay una microrred de desagües naturales dentro de Rincón, especialmente dentro del área que rodea la Reserva Marina Tres Palmas. Estos canales naturales son responsables de dirigir el agua desde las laderas hacia el océano. Muchas de estas corrientes son temporales, solo se activan durante períodos de fuertes lluvias, pero contribuyen a la sedimentación que se transporta hacia el mar. Además, la composición de piedra caliza de la costa noroeste lo hace particularmente susceptible a la erosión. Este tipo de topografía, conocida como “karst”, se compone de la disolución de piedra caliza compuesta de conchas y restos óseos de organismos marinos. El “karst” crea cuevas subterráneas y drenajes para dirigir el agua en el subterráneo, pero también dificulta la construcción, ya que la piedra caliza se erosiona más rápidamente que las rocas no-sedimentarias como el granito.

Sistema de microcuencas en Ensenada, desarrollado por Michael Moul

En una isla, cada río conduce esencialmente al océano, por lo que debemos tener cuidado con lo que presentamos a esas fuentes de agua y reducir nuestro impacto en la tierra en otras partes de la cuenca (es decir, no directamente al lado de un río). Es importante administrar y proteger sistemas de cuencas hidrográficas enteras en lugar de únicamente un río, un lago u otra fuente de agua dentro de la cuenca. Dado que la tierra y el mar están conectados, esta estrategia permite un escenario de gestión más integral.




Hay formas en que podemos proteger nuestras cuencas hidrográficas y, por lo tanto, proteger simultáneamente nuestras fuentes de agua, como nuestros océanos y nuestro propio suministro de agua potable.

  1. Plante plantas nativas resistentes en su jardíno o jardín que no requieran fertilización frecuente.

  2. Cambie a fertilizante orgánico, o use compost como un medio para fertilizar.

  3. Reciclar los desechos del jardín y los desechos de comida en un abono. ¿No sabe cómo empezar? Aquí hay un método fácil para convertir un cubo de basura y hacer composta que requiere pocos materiales.

  4. Use menos agua en su casa mientras se cepilla los dientes o limpia los platos. Tome duchas más cortas y repare los grifos o desagües con fugas para conservar el agua. Todos bebemos agua del mismo suministro, así que sé un vecino amable y deja algunos para otros.

  5. ¡Verifica tu pozo séptico! Asegúrate de no tener fugas, especialmente si vives directamente cerca del agua. Esto puede requerir la asistencia de un profesional calificado.

  6. NO vierta productos químicos tóxicos por el desagüe y evite limpiar el exterior de su hogar con productos químicos tóxicos.

  7. Considere hacer su camino de entrada o pasarelas con grava o piedras que permitan que las aguas penetren en lugar de escurrirse.

  8. Asegúrese de que CUALQUIER desarrollo, movimiento de tierra o edificio que esté proponiendo construir en su casa esté debidamente permitido, investigado y se mitiguen los impactos. NO asuma que tiene derecho a hacerlo sin un permiso y sin las medidas adecuadas para evitar que la sedimentación y la contaminación se filtren en las calles y el océano.



  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

© 2019 by arinconvenienttruth | fact-based local news