• A Rinconvenient Truth

Nueva subvención millonaria para propietarios de pequeñas empresas

Updated: Aug 26, 2019


Este restaurante familiar localizado en la playa de Añasco sufrió daños incalculables y tardó semanas antes de que sus dueños tuvieran acceso a este para evaluar sus pérdidas. (ART/ Hugo Marin)

Un nuevo programa federal ha asignado $2,500,000 para ser desembolsados en subvenciones de hasta $5,000, destinadas a la recuperación de pequeñas empresas afectadas por los huracanes Irma y María.


[Read this article in English]


Miles de techos azules, diseñados para durar sólo un par de meses bajo el sol candente del trópico, son un recordatorio constante de que muchos puertorriqueños todavía viven las secuelas de los huracanes del 2017. Las tormentas afectoaron a todo el mundo, pero especialmente a las pequeñas empresas familiares que todavía están en modo de recuperación.


Los daños estructurales, la pérdida de inventario y la necesidad de reemplazar equipos esenciales son algunos de los desafíos que los dueños de pequeñas empresas de la isla aún enfrentan a casi dos años después del huracán María. En respuesta, el Departamento de Comercio y Desarrollo Económico (DDEC) está otorgando subvenciones, sin necesidad de reembolso, de hasta $5,000 para ayudar a estos hombres y mujeres de negocios a recuperarse.

El Programa de Desarrollo Laboral, como lo nombró el DDEC, puede otorgar hasta $2.5 millones a través del Subsidio Nacional para Trabajadores Desplazados (NDWG, por sus siglas en inglés) para ayudar a las pequeñas empresas, con menos de $3 millones en ingresos y 25 empleados o menos, a mantener a su plantilla laboral y a seguir generando actividad económica en sus comunidades.


A Rinconvenient Truth se reunió con José Massanet, un representante oficial del DDEC, quien explicó que los $5,000 está destinada a ayudar a cubrir los costos de nuevos equipos y materiales de construcción, así como los gastos operativos y garantizar la continuidad de las actividad económica. El dinero, sin embargo, no puede ser utilizado para pagar a los empleados, pagar préstamos o iniciar nuevas construcciones (adiciones a las estructuras existentes).

"Digamos que usted perdió una parte importante del inventario de su negocio durante el huracán y no ha podido reemplazarla. Mientras ese producto no consista de alcohol o cigarrillos, puedes solicitar la subvención. Si un refrigerador o congelador se rompió como resultado de las tormentas y aún no ha podido reemplazarlo, o si necesita arreglar una pared o ventana en su negocio que fueron dañadas por María, la subvención puede ayudarle. Pero no puede utilizar el dinero de la subvención para construir una terraza nueva, por ejemplo. Se puede reparar una existente arruinada por la tormenta, pero no construir una nueva", especificó Massanet.

También explicó que sólo las pequeñas empresas bona fide, que operaban legalmente antes de que los huracanes Irma y María tocaran tierra en 2017, son elegibles para estas subvenciones, y deben demostrar que los daños sufridos se debieron a la tormenta. Esto significa tener un certificado de comercio registrado del Departamento de Hacienda, un certificado de cumplimiento con el impuesto de ventas y uso (IVU), no tener ninguna deuda pendiente con Hacienda (y si es así, tener un plan de pago oficial), una declaración de volumen de negocios, y un permiso municipal de patentes y uso.


"El proceso de solicitud no es realmente complicado, consiste de una solicitud de una página y la documentación necesaria son documentos que la mayoría de los negocios ya tienen. Con él, también solicitaremos fotografías de la estructura o equipo dañado. También es necesario que el dueño del negocio obtenga al menos tres cotizaciones de los costos. Una vez aprobada la subvención, desembolsaremos los fondos y el individuo tendrá un período de 90 días para completar la transacción o consolidar su plan", agregó.

Si las necesidades del negocio exceden el límite de $5,000, el solicitante tendrá el mismo período de 90 días para encontrar los fondos restantes para llenar el vacío. Después de finalizar la transacción, un representante del DDEC visitará las instalaciones para asegurarse de que la subvención se utilizó en consecuencia. Una vez reciban los fondos, los beneficiarios deberán participar de un seminario gratuito, de seis horas, de administración de empresas ofrecido por la agencia estatal.

"Los fondos para la subvención ya están aquí y estamos ansiosos por asignarlos a pequeñas empresas que los necesiten. Personalmente, animo a todos los que sientan que cumplen con los criterios a solicitar los fondos. También es una buena manera de interactuar con nuestra agencia ya que hay más programas por venir. Aunque no tengo detalles específicos, esperamos que se promulgue una nueva subvención el próximo mes, que ofrecerá hasta $50,000", agregó Massanet.


El programa de subvenciones del NDWG estará disponible hasta junio de 2020 o hasta que duren los fondos. Los propietarios de pequeñas empresas pueden visitar el Área Local de Desarrollo Laboral del Noroeste, ubicada en Carr. #2 km. 122.4 en Aguadilla, y no se requiere cita previa para ser atendido.

Para más información, los interesados pueden comunicarse con la Unidad Estatal de Trabajadores Desplazados al 787-754-5504, extensión 5286, o escribir un correo electrónico a capitalizacion-ndwg@ddec.pr.gov.

0 views
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

© 2019 by arinconvenienttruth | fact-based local news